El Cuaderno de RisckyLu – Fumador (Poesía).

Fumador.


Abandoné mi cordura por breves instantes
cuando te vi atravesar la rejilla de mi mente.
Siempre acechando como un gato acecha
al canario que distraído retoza en su celda.

“Nada sale bien nunca, todo se va a la mierda”
es la clase de pensamiento que cruza mi mente
cuando llegas marchando por la puerta de la
entrada, arribando sin avisar siempre tan oportuna.

Mi psicólogo me dijo que escribiera para alejarme
de ti cuando empezaras a susurrar en mi cabeza,
pero el abrigo de una caligrafía rápida no parece
quitarte los ánimos de despellejarme por dentro.

Es curiosa la manera en la que tu presencia
se alimenta lentamente de mis pensamientos
hasta dejarme vació e inquieto, tú mi gran enemigo
en el silencio escondido entre mi raquítica felicidad.

Cuando te oigo estar ya cerca, tan cerca que
el tiempo se hace denso y pesado, enciendo un cigarrillo,
otro mas, y otro y otro, hasta que juntos nos ahogamos
en el mas toxico de los silencios.

El humo impregna la habitación, abandono mi cama
buscando el aire que yo mismo me he quitado,
veo como huyes de mi mente pero no obstante,
regresas como si nada, recordándome que soy
un hombre a la deriva que enciende un cigarrillo
para olvidarse de ti por unos pocos instante.

Confirman que cigarrillos electrónicos pueden ayudar a dejar de fumar
fuente


 

─────────────────────────
Gracias por llegar hasta aquí…

─────────────────────────

El Cuaderno de RisckyLu – Pasada Media Noche (Poesía).

Pasada Media Noche.


Ya es pasada la media noche,
no puedo dormir, es una tarea
mucho mas difícil aun si es tu
figura sonriente la que aparece
acechando en mi memoria, como un gato
que acorrala a su presa en una esquina.

Te veo siempre de maneras distintas,
fabrico tu voz con una exactitud tal
que hasta podría creer que estas ahí
junto a mí, en la misma habitación,
recordándome que aun hay cicatrices
que de vez en cuando arden cuando se
les toca.

Que irónica es para mí la frecuencia con
la que trato de persuadirme,
persuadirme de que no soy sentimental,
que poco o nada puede hacerme daño ni mal,
que para mí el sufrir por alguien esmuy efímero
 y que pensar en ello no es mas que distracción.

Sin embargo estoy aquí,
dibujando círculos en mi cabeza,
pensando en si tú tampoco podrás dormir.
Tu figura y mi insomnio se han aliado para
hacer que me olvide de mí y obligarme a pensar
en tu rostro con la misma exactitud como si aun
estuvieras aquí, en la misma habitación y en la 
misma cama conmigo.

fuente


─────────────────────────
Gracias por llegar hasta aquí…

────────────────────────

El Cuaderno de RisckyLu – La Fatiga (Poesía).

La Fatiga.


En ocasiones, mas que ocasiones casi siempre,
ocurre que me canso ¿De que es lo que me canso?
Me canso de mí, de esta silla en la que me encuentro sentado,
me canso de este cigarrillo atado a mis dedos, que envenena
mis labios.

Camino por los callejones, paseo por las plazas y entro
en las tiendas de abarrotes y miro las ya derruidas estanterías.
Camino con paso marchito y distante, inmutable ante todo
pero disuelto con cada suspiro, como un cubo de hielo
sumergido en el vaso del licor mas barato. 

El hedor de las calles me hace entristecer, 
la fatiga en las piernas me hace querer tumbarme en el suelo.
No estaría mal un descanso, uno muy largo, entre las piedras
o las cenizas y poder dejar de ver calles y carriles, poder
despojarme de estos lentes, y de esta carne que me oprime. 

Me canso de estas palabras, me canso de estos recuerdos,
de mi piel, de estas paredes de mugre y de granito,
me he cansado de mi figura sombría arrastrándose por las paredes,
me he cansado de encontrar palabras para terminar estas frases…
Me he cansado de ser yo mismo. 

fuente


 

─────────────────────────
Gracias por llegar hasta aquí…

 

─────────────────────────

El Cuaderno de RisckyLu – Ventana Solar (Poesía).

 

 

Ventana Solar.


Yo sé bien que parezco mas un espejismo
que algo tangible, cercano a la realidad,
veo el recuadro de un reflejo que se me asemeja,
a través del cristal de la ventana, avivado por los
rayos pálidos del sol.

Le sonrío y él me devuelve la sonrisa,
casi tan inmediata como aquel que lleva prisa.
Pero no hay gesto real en aquel reflejo que 
solo juega con mi rostro, para no olvidar
como se siente el poder sonreír… 

La hoja y la pluma son las mejores formas
de rescatarnos de la locura, para no sentir que
nos desvanecemos, como se va desvaneciendo 
el reflejo que nos sonríe cuando su luz se infiltra
por la ventana y las nubes se posan en el cielo,
desapareciendo los pálidos rayos del sol…

fuente

 


 

─────────────────────────
 

Gracias por llegar hasta aquí…

─────────────────────────

El Cuaderno de RisckyLu – Ceder (Poesía).

Ceder.


Le había dicho que no intentara tomar mi mano,
ella insistió fervientemente como si nada.
Le pedí que ya no me dijera cosas bonitas,
ella me susurraba al oído como los días de antes. 

Yo afirmé que no volveríamos a estar juntos,
no volvería a mirarla como los primeros días.
No volvería a abrazarla como si fuera la primera vez,
ceder amor con heridas no esta en mi condición.

Dije tantas cosas tan seguro de mí mismo,
que creí que podía mover montañas y 
secar los ríos, le dije que no le correspondería…
Ahora ella descansa sobre mi pecho y mis palabras en agonías. 

fuente


5 de enero, 2014.

 

─────────────────────────
Gracias por llegar hasta aquí…

─────────────────────────

El Cuaderno de RisckyLu – Pasillo (Prosa poética).

 

Pasillo.



Ayer soñé con personas, muchas personas,

miles de ellas, caminando por un estrecho
corredor, solo la luz del techo contrastaba con 
la multitud que caminaba de un lado a otro,
como sonámbulos o muertos en vida.

Yo estaba ahí, alzando la mirada, como buscando
un no sé que, que se había perdido no sé cuando.
Buscaba entre los ensombrecidos transeúntes
una respuesta de en donde estaba, pero nadie
parecía percatarse de mi presencia, quizás no importaba.

Seguí buscando una respuesta en las miradas
de las personas que caminaban por este extraño,
angosto y oscuro corredor, “es solo un sueño”
era lo que me afirmaba, pero cada tropiezo se sentia
tan real como estar esperando el bus o el subterráneo. 

No podía distinguir los rostros de las personas, 
ni ojos, ni nariz, ni boca o barba, eran como fantasmas,
yo los miraba detenido, estatico como quien se pierde en el bulevar
pero de pronto algo ocurrió, y comprendí lo que llevaba 
tiempo buscando entre la multitud de rostros desdibujados.  

Te encontré a ti, caminando como siempre distraida
abriéndote paso en medio de la multitud, tu cabello
inconfundible era mi guía, y por un momento olvidé
mi confusión, olvidé donde me hallaba y para no perderme,
grité con fuerza tu nombre… aunque parecías no escucharme. 

Corrí, atravesando la marea de sonámbulos y 
desconocidos, buscando acercarme, pero cada
paso que daba hacia a ti mas me distanciaba,
grité tu nombre pero era inútil, mis palabras se 
perdían en las paredes de este pasillo…

Corrí mas rapido para llegar a ti,
y cuando estuve cerca logré tomar tu mano a duras penas.
Tú volteaste y me viste, de forma desconcertada
y fue en ese momento en que supe que para ti yo no era 
mas que otro desconocido, sin ojos, sin cara, sin boca… sin nada.

 

fuente


8 de Junio del 2012

 

─────────────────────────
Gracias por llegar hasta aquí…

 

─────────────────────────

El Cuaderno de RisckyLu – Volveremos a Vernos (Poesía).

“Volveremos a Vernos”.



Que curiosas se sienten las calles,
distintas, distantes, tan desconcertantes. 
Las palabras “volveremos a vernos”
son solo un pequeño consuelo.

Nos dejaron las heridas y las despedidas,
apretaron las cadenas que queman la herida.
Ahora todos corren para no cortarse,
solo que da el consuelo de que “volveremos a vernos”.

Quien diría que extrañar seria la mas común
de todas nuestras tradiciones, y le hago honor,
porque extraño a todos los que se han visto
huyendo de la incertidumbre.

Yo permanezco, augurando una esperanza
que poco a poco se vuelve frustración. 
Con cada despedida de un año pasajero
decir “volveremos a vernos” es mas común.

Ya no digan mas que van volver, 
porque por mas que el deseo aguarde
es solamente otra mentira piadosa,
aunque este llena del anhelo.

No digamos volveremos a vernos,
mejor digamos que siempre nos recordaremos.
Porque extrañar a los amigos que se fueron
es la costumbre a la que ahora nos atenemos. 

fuente


─────────────────────────
 

Gracias por llegar hasta aquí…

El Cuaderno de RisckyLu – Cristales que lloran (poesía).

Cristales que lloran.


Cuando ya nada se espera de mí,
es cuando mas en casa me siento.
Cerca de todas las miradas, de todas
las sonrisas, pero a la vez distante.

Me pierdo entre las paginas arrugadas,
mientras el tiempo se enfría y la noche habla.
Desde mi cama viajo a lugares muy lejanos
y vuelvo totalmente ausente de mí persona.

Despierto en el exilio de una taza de café,
es tan amargo como los días de tu ausencia.
Los días raros donde no pienso en ti son tan
fugaces que pareciera que no existen.

Cae el ocaso y con él una nube negra,
y la ciudad se tiñe gris, florecen los paraguas.
Mientras la lluvia hace llorar el cristal de mi ventana,
yo escribo estas palabras, deseando no haberte conocido.


la-soledad.jpgfuente

─────────────────────────
Gracias por llegar hasta aquí…
 

El Cuaderno de RisckyLu – Juego de dos (Poesía).

Juego de dos.


Querer es como un juego,
quizás una palabra quite gracia a la otra.
Jugar a querer, querer jugar a amar, es para
muchos un ritual de consumación de la vida.

Que mejor sustituto del amor que aquel
amor que no es cierto sabiéndose a mentira,
no hay sustituto ideal para el querer mas que
la poca certeza de saber que es un juego lo que hacemos.

Este juego lo sabemos tu y yo, lo saben todos.
Cuando el amor es para ambos reciproco es cuando
ya no se trata de un juego, pero que grande es la brecha
cuando se habla del amor que se ha ido y el amor
con el que estas jugando….

Amar, querer es un juego.
Todo es aun hermoso siendo tal como es
pero como en todo juego de dos, amar o querer,
alguno siempre tarde o temprano ha de perder.


fuente

 

─────────────────────────
Gracias por llegar hasta aquí…

El Cuaderno de RisckyLu – Donde una vez Estuviste (Poesía).

Donde una vez Estuviste.


Recuerdo que aquel viejo corredor
atravesaba la sala de mi antigua casa,
parecía infinito ante los ojos de mi niñez,
cual horizonte de promesas interminables.

Ahora que lo veo nuevamente, aquel
corredor no es mas ancho que las paredes
de un armario,  paredes roídas y labradas por
la hechura del tiempo que todo lo corroe.

La silla donde se sentaba mi abuelo
era como un gran trono en las nubes,
debía escalar para poder llegar a su cima infinita,
desde allí todo parecía extenderse en la plenitud.

Aquella silla ahora no es mas que otro mueble dañado,
ajado por el tiempo y el polvo, ya ni estoy seguro que
realmente se viera tan majestuosa, imponente
como cuando yo era joven, mas joven de lo que sigo siendo.

La niñez, o al menos la mía parece un tanto fuera
de esta realidad, las cosas del pasado siguen ahí
y aun las veo tal cual como eran en su tiempo,
pero ahora las veo ahora derruidas y andrajosas.

Ver el mundo donde una vez estuviste,
con ojos inocentes, es como ver el mundo
hecho ante ti como no mas que una gran ilusión,
tal vez a donde fuiste feliz nunca deberías intentar volver.
fuente


Gracias por llegar hasta aquí…